Cambio de Suelo

Como elegir el Suelo de tu Vivienda

Cambiar el suelo de tu vivienda, oficina o una estancia cualquiera te permitirá una impactante mejora tanto en el aspecto visual de la misma y sus posibilidades decorativas como en la percepción  de un espacio nuevo y cuidado.

Los solados y pavimentos sufren un gran desgaste debido al uso diario que reciben, las inevitables caídas de objetos (líquidos y sólidos), el rozamiento producido por el tránsito de personas y objetos, etc.  por lo que resulta aconsejable, en ocasiones inevitable, sustituir el suelo actual deteriorado por otro.

Una vez que hemos decidido sustituir el suelo de una estancia cualquiera, es importante conocer que tipo de materiales existen y cuales son los idóneos para instalar en función de las características de nuestra vivienda.

El mercado nos ofrece una amplia variedad de materiales y acabados, lo que puede conllevar a complicar nuestro proceso de elección.

Suelo ModernoSuelo Resistente

A la hora de elegir un material y acabado para el solado de nuestra vivienda, hay que tener en cuenta las características de la vivienda en la que vamos a instalar dicho suelo; en particular nos centraremos en los siguientes aspectos:

  • Uso que recibe, pudiendo diferenciar los suelos de uso de vivienda de los de uso industrial como pueden ser los de hostelería, fábricas, etc., por lo que, en función de su uso podremos optar para una vivienda por un suelo de madera que son suelos más cálidos y delicados o suelos de cerámica si su uso va a ser mayor, en función del número de personas que habitan la vivienda; mientras que para un suelo industrial optaremos siempre por un suelo de cerámica, ya que tienen una mayor resistencia y durabilidad y su aguante será mayor que un suelo de madera.
  • Humedad y temperatura, en función de estas características de la vivienda podremos optar entre un suelo de cerámica si la vivienda es húmeda, ya que de lo contrario, la humedad levantaría un suelo de madera, al igual que sucede con la temperatura, los cambios bruscos de temperatura producen un levantamiento de la madera, por lo que si tenemos una vivienda que sufre continuos cambios de temperatura deberíamos optar por un suelo de cerámica, porcelana o barro.
  • Luminosidad, en este aspecto debemos observar la iluminación natural y artificial que tiene la vivienda o la estancia de la misma en la que vamos a realizar el cambio, ya que si disponemos de mucha luminosidad nos podremos atrever con un suelo más oscuro, de lo contrario para las estancias con poca o escasa luminosidad deberemos optar por un suelo con una tonalidad más clara.

Una vez vistas las características de la vivienda, vamos a pasar a ver los materiales que existen para los suelos junto con sus ventajas y desventajas.

  • Suelos de madera, se caracterizan por ser un tipo de suelo vivo, cálido y delicado, este tipo es tendencia en los pisos ya que aportan una apariencia natural y acogedora que, añadido a la calidez y el tacto que aportan, hacen que este material sea el ideal para este tipo de viviendas. La madera nos ayudará a mantener la temperatura de la vivienda al tratarse de un aislante térmico. La desventaja de este tipo de material es que al tratarse de un suelo más delicado necesitaremos unos tratamientos más específicos si queremos alargar la vida de nuestro suelo.Suelos de Madera
  • Suelos de cerámica convencional o gres, las ventajas de las que goza este tipo de suelo es la cantidad de decorados que hay disponibles, se trata de un suelo muy resistente y con mucha durabilidad, son suelos limpios, que a su vez cuenta con un precio muy reducido. La principal desventaja es que es un tipo de material que si sufre un gran golpe puede levantar la capa de la superficie, siendo más visible la rotura producida.
  • Suelos porcelánicos, las ventajas de este material para el suelo son la resistencia y dureza que nos ofrece, junto con las cualidades estéticas que posee. La principal desventaja que nos encontramos es que este tipo de material tiene una baja porosidad lo que implica una baja absorción del agua. Este material tiene un coste superior al suelo de gres convencional.
  • Suelos de barro, la principal ventaja es el estilo acogedor que confiere a los espacios de la vivienda que cuentan con este tipo de material, es una opción muy utilizada en porches y terrazas ya que gracias al material utilizado en su elaboración, el mismo que para el gres convencional, soporta los cambios bruscos de temperatura que se producen en las estancias al aire libre de la vivienda.
  • Suelos vinílicos, este tipo de suelo se está poniendo de moda en los últimos años debido a la rapidez y sencillez con la que se instala, ya que consiste en colocar el vinilo encima del suelo anterior, lo que lo convierte en una ventaja importante a la hora de cambiar de suelo con mucha frecuencia. Otra de las características que posee es su cantidad de diseños y capacidad de asimilarse a otro tipo de materiales, pudiendo en muchas ocasiones personalizarse, esta característica junto con su reducido precio hacen que sea una de las principales opciones para gente joven. La desventaja principal es su durabilidad, se trata de un suelo de vinilo por lo que es fácil que se dañe con algún roce más fuerte de lo normal.

Suelo de Cocina

Por último hablaremos del ambiente que queremos crear con el nuevo suelo. En una reforma hay que pensar en la casa como un todo. En consecuencia, el suelo debe estar en concordancia con el resto de la decoración.

  • Madera para ambientes cálidos. Según la escogida, crearás estancias más rústicas, clásicas, modernas… Los tonos oscuros denotan elegancia, pero han de limitarse a habitaciones amplias y luminosas. Si tus estancias son pequeñas, decídete por tonalidades claras.
    Aumentan visualmente el espacio y resultan más fáciles para combinar con paredes, cortinas, mobiliario…
  • Para casas modernas, suelos hidráulicos. Su gran variedad hace que puedan incluirse sin problema. No obstante, al ser llamativos se aconseja no abusar de ellos y reservarlos para espacios como baños o cocinas.

Diferenciar ambientes

Si lo que buscas es diferenciar los espacios a través del suelo, lo mejor es combinar materiales. Puedes usar baldosas hidráulicas a modo de alfombra para acotar una zona concreta. Bajo una mesa, en el pasillo… Combínalas con madera, cemento e incluso cerámica para composiciones dinámicas y atractivas.

  • Suelos combinados
    Esta opción permite mezclar materiales fríos como el gres, microcemento o baldosa hidráulica con la calidez de la madera. Se crean espacios mixtos en los que no se renuncia a opciones perfectamente complementarias y vistosas.
    Asimismo, son útiles para separar espacios. Por ejemplo, si tienes una cocina abierta, utiliza baldosa hidráulica en la cocina y madera para la zona del comedor.

El cambio de suelo de casa es una de las reformas más fáciles de realizar, no genera escombros, y es de una de las reformas más vistosas que se pueden realizar, por eso es aconsejable contar con especialista que nos ayuden a elegir una buena opción.

En Reformar Renovación somos expertos en este tipo de reformas; si estás pensando en cambiar el suelo de tu casa no dudes en ponerte en contacto con nosotros, ponemos a tu disposición a profesionales especializados en cambio de suelos de casa que cuentan con la suficiente experiencia para aconsejarte sobre el mejor suelo que se adapta a tus necesidades.

Ofrecemos un presupuesto detallado y sin compromiso.

Presupuesto