Cómo eliminar la humedad por condensación y el moho de las paredes.

Humedad por condensacion de agua

¿Por qué aparece la humedad por condensación? 

Debido al puente térmico que existe entre exterior e interior de una casa, el frío se transmite al interior a través de los diversos materiales.

La humedad tiene diferentes manifestaciones: se presenta como gotas de agua o vaho en ventanas, y si el caso es sumamente grave, puede llegar a presentarse el moho en techo y paredes.

La humedad tiene consecuencias graves, y no solo por su mal aspecto, sino también por su mal olor y la presencia de hongos que pueden llegar a alterar la salud de los habitantes de la casa.

Las causas principales de la humedad pueden ser:

Falta de ventilación, especialmente en baño y cocina

Tanto el baño como la cocina están expuestos continuamente a la humedad y el calor. Si no tienen una ventilación adecuada, pueden llegar a acumular estos factores, realizando una manifestación de los mismos a través de hongos y lama verde o blanca que se acumula en paredes y techos.

A esto se le llama humedad por condensación.

Secar la ropa en el interior y colocándola sobre radiadores

Aunque no lo creas, esta es una causa frecuente de la presencia de humedad en diversos lugares de la casa.

Esta situación que se presenta sobre todo en apartamentos con una ventilación regular, además, si la ropa se coloca sobre los radiadores, disminuye la eficiencia de los mismos y provoca la evaporación del agua, que, al no tener una buena ventilación, puede generar humedad en paredes y techos.

Mal aislamiento de las paredes

Las paredes son la barrera entre el exterior, lleno de humedad, cambios climáticos, vientos fuertes y una gran cantidad de sol, del interior de nuestro hogar.

Cuando existe un mal aislamiento de las paredes, estos elementos climáticos externos, pueden generar filtraciones internas y humedades con graves consecuencias a futuro.

Humedad en paredes

Daños estructurales

Dentro de las construcciones pueden presentarse daños estructurales, tanto por el tiempo de duración de los materiales, como por elementos externos, como temblores, asentamiento de la construcción y otros, que pueden dejar tuberías rotas o uniones desajustadas que presentan filtraciones, dejando como consecuencia, evidencias de humedad.

Calefacción muy elevada.

Tal vez pudiésemos creer que una calefacción muy elevada previene la humedad. Sin embargo, puede presentarse el caso contrario, debido a que demasiado calor en el interior puede dilatar los elementos de la construcción produciendo espacios a través de los que se filtrará la humedad exterior.

Cómo evitar la humedad por condensación

Para evitar la humedad por condensación y sus molestas consecuencias como el moho puedes utilizar estas técnicas:

Ventilación adecuada diariamente

Para evitar la humedad por condensación se puede utilizar una técnica sencilla, abrir todas las ventanas de la casa, al menos dos veces al día durante 10 minutos cada vez.

Esto no requiere mucho tiempo, y ayudará a evitar que se produzca este tipo de humedad, manteniendo tu hogar realmente sano.

Secar ropa al aire libre

En lo posible no se debe dejar la ropa colgada en el interior de la casa ropa húmeda sin que exista una buena ventilación.

Lo ideal es secar la ropa al aire libre, pero, en caso de que no tengas un espacio para ello. Será necesario escurrir las prendas lo mejor posible, de tal forma que se requiera un mínimo de ventilación para que se sequen.

En este caso, es mejor lavar pocas cantidades de ropa, en tiempos cortos, para que puedan colgarse las prendas separadas y así se pueden secar rápidamente.

Utilizar adecuadamente la calefacción

Para que se pueda evitar la humedad por condensación, se debe utilizar la calefacción a temperatura ambiente: entre 19º – 21º. Esto no solo es más saludable, sino que también permitirá que se evite la condensación por humedad.

Utilizar deshumidificadores:

Un deshumidificador es un aparato de climatización que elimina la humedad del aire del lugar en el que está. Haciendo que el aire pase por una zona fría, de tal forma que el agua que contiene se condensa, y se acumula en un depósito, que es necesario vaciar periódicamente, de acuerdo a las instrucciones de manejo del deshumidificador.

Antes de que salga el aire del deshumidificador, el aire pasa por una zona caliente donde recupera la temperatura, pero esta vez sin humedad.

Tener un aislamiento adecuado

Aislar térmicamente techos, ventanas y paredes es sumamente importante, y puede hacerse con diferentes métodos, entre ellos una pintura anti condensación.

Esta es resistente al agua y humedad, frena la aparición de moho, bacterias y hongos, gracias a sus componentes, y es traspirable frente al vapor de agua. Aplicar un plaste anti condensación puede ser un elemento muy útil, sobre todo en lugares muy húmedos, como sótanos, bodegas y garajes subterráneos.

Cómo eliminar el moho de las paredes

El moho es una consecuencia visible de la humedad por condensación. Causa mal el mal olor y puede originar problemas de salud, quitarlo es una imperiosa necesidad, no solo desde el punto de vista estético, sino también desde las necesidades de salubridad.

Quitar moho con vinagre

El moho es un elemento vivo.  El cloro y la lejía pueden contribuir a limpiar el moho, pero ayudarán a desprender esporas que pueden perjudicar la salud al desprender esporas que pueden provocar alergias y asma.

Para evitar esta situación y matar el moho, se puede utilizar un cuarto de litro de agua tibia mezcladas con tres cuartos de vinagre blanco, además de agregar a esta mezcla dos cucharadadas de bicarbonato. Se debe agitar con fuerza esta mezcla para verterla directamente sobre sobre las manchas de moho, dejándolo actuar durante media hora, para luego frotar con un cepillo fino.

Después de este procedimiento se puede enjuagar con agua caliente, y secando de inmediato para que no haya restos de humedad.

Quitar moho con bicarbonato

Quitar el moho con bicarbonato es muy sencillo. Solamente se necesitará una taza de bicarbonato mezclada en un galón de agua, se bate bien, y se friega con un cepillo directamente sobre la mancha de moho.  El bicarbonato de sodio mata y seca el moho de inmediato.

Realizada esta limpieza, puede enjuagarse con agua caliente, y luego secarse rápidamente.

Productos Antimoho

Hablar de que hay productos específicos para este fin

Si quieres utilizar un producto específico para acabar con el moho, también existen químicos que pueden ayudarte. Estos son químicos que eliminan las manchas negras de humedad, de forma rápida y definitiva. En general son fungicidas que se aplican rápidamente en spray. Luego solo tienes que restregar con un cepillo suave y pasar un paño seco para quitar los restos del producto.

Una vez esté saneada la zona, será recomendable aplicar un gel que evitará la reproducción de los hongos y además, pintar la pared con pintura aislante para que no se vuelva a presentar la situación.