La reforma de casa por fases. ¿Por dónde empezar a reformar?

Una de las maneras más económicas de afrontar una reforma en casa es hacerla por fases, ya que permite ir consiguiendo el dinero para acometer la siguiente zona. Además, es una buena opción para ir modificando y mejorando sobre la marcha lo hecho o lo que se quiere hacer.

Una reforma de casa por fases en cierta manera se asemeja a una compra a plazos, ya que el propietario tiene la posibilidad de controlar el pago según se vaya avanzando o disfrutando del producto. En este caso una de las grandes ventajas además del gasto progresivo es que vas a poder ir viendo resultados y decidir en base a ello.

Una reforma de este tipo implica controlar mejor los distintos trabajos, o lo que es lo mismo obliga a una coordinación y una definición del proyecto más relajada de arranque, pero más continuada en el tiempo. Otra ventaja es la posibilidad de modificar algunos aspectos según avanza la obra. Si te interesa el tema te explicamos a continuación cómo hacer la reforma de casa por fases.

Reforma tu casa por fases

Hacer una reforma por fases permite una mayor planificación y un desembolso más progresivo del dinero. Es una forma de ahorrar en una reforma integral, como ya vimos en su día. Podrás ir pagando poco a poco cada fase y evitarás tener que hacer un desembolso del total, lo que podría significar la necesidad de pedir un crédito y eso conlleva gastos adicionales. En algunos casos las entidades cobran gastos tanto de apertura como de cancelación, además del coste de amortización e intereses del préstamo solicitado.

Por eso planteamos aquí la posibilidad de abordar una reforma de la casa por fases que se adapte bien a las necesidades de cada particular y a la disponibilidad económica que se tenga en el momento de empezar con las obras. Si quieres saber más sobre los beneficios de plantearse una reforma en el hogar por fases, aquí te exponemos algunas de las características de este tipo de encargos.

Ventajas e inconvenientes de reformar tu casa por fases

Antes de acometer una reforma por fases conviene situar en una balanza los beneficios e inconvenientes de esta solución, para ver si en nuestra situación es algo que nos conviene

Ventajas de una reforma del hogar por fases:

  • El desembolso de dinero es menor, o al menos progresivo. Evitando tener que pedir un préstamo o una hipoteca al banco.
  • Se puede ir ahorrando hasta empezar la siguiente fase.
  • Se dispone de más tiempo para perfeccionar la reforma e ir modificando según vayamos viendo los avances.
  • No es necesario abandonar la vivienda durante la reforma.

Inconvenientes de una reforma del hogar por fases:

  • Puede alargarse mucho con el desgaste que en ocasiones puede suponer realizar una obra en casa.
  • Hay que aprender a convivir con las obras.
  • La limpieza de la casa necesitará más tiempo durante la reforma.

Cómo hacer la reforma de casa en seis pasos

Como ya hemos mencionado con anterioridad no se puede dejar nada en el aire o contar con gente sin experiencia en este tipo de reformas. Por eso es necesario tener el proyecto general de reformas y un orden claro para luego ir siguiéndolo fase a fase y sin que haya descoordinación.

Veamos un planteamiento a modo de ejemplo donde representamos en seis etapas la realización de una reforma del hogar por fases:

1º Las instalaciones imprescindibles

La obra debe comenzar con una revisión general del estado de las instalaciones. Por eso el primer paso es encargarse de los aislamientos, el saneamiento y la instalación eléctrica.

2º La reforma del baño

Al precisar de tomas de agua, eléctricas y desagües, la reforma del baño junto con la de la cocina, suelen ser las primeras estancias en reformarse. Se empieza por los derribos, y el desencombrado, las regatas para instalaciones, el plato de ducha, los sanitarios, etc… Si vas a poner azulejo ya tienes que tener comprado o mirado el stock del material que vas a necesitar. Si te decidiste por un baño con microcemento como los que te comentamos, también se aborda en este momento.

3º Reformar la cocina

Una vez reformados los baños y las instalaciones es hora de reformar la cocina. Se suele empezar por el pavimento, electrodomésticos y mobiliario… Hay que tener en cuenta que la obra será mayor si se quiere reformar la cocina para tener península o si se quiere abrir al salón o a cualquier otro espacio.

4º Cambiar el suelo

Con el objetivo de facilitar el trabajo de los operarios lo mejor es instalarlo todo de golpe para unificar toda la casa y así asegurarse de que las transiciones entre las distintas estancias queden bien niveladas. Una opción que cada vez se ve más en los pisos es la instalación de un nuevo suelo entre los distintos tipos existentes que se pueden instalar sin quitar el anterior.

5º Puertas y ventanas

De manera seguida viene la revisión o reforma de las puertas y ventanas, así como la carpintería de toda la casa. Es el siguiente paso ya que el nivel inferior de las puertas dependerá del suelo.

6º Pintura y decoración

Una vez realizados todos los pasos anteriores para la reforma fase a fase ha llegado el momento de limpiar y pintar la casa. Pintura o papel pintado al final para cubrir los desperfectos que se hayan ocasionado en la pared. También el secto paso es el de la elección del mobiliario.

Reformar Renovación garantiza los mejores resultados siempre al mejor precio. Y ofrece presupuestos adaptados a cualquier situación y planifica sin compromiso reformas integrales por fases. Si es la opción que estás considerando es el momento de que pidas un presupuesto sin compromiso y empieces cuanto antes la reforma de tu casa paso a paso.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *