edbafdacddacdeecadfbcfba

Poner un plato de ducha sin obra es posible

Cambiar la bañera por un plato de ducha en Madrid ofrece múltiples ventajas, entre las que destacan un aumento de la seguridad y la funcionalidad, además de un mantenimiento más sencillo. Sin embargo, mucha gente no se decide a afrontar esta reforma por el coste que implica contratar a un profesional y los inconvenientes que conlleva realizar obras en casa. 

Pues bien, debes saber que poner un plato de ducha sin hacer obras es posible, además de muy económico. Te contamos todo lo que has de tener en cuenta para ponerte manos a la obra. 

Claves para instalar mediante pequeñas reformas un plato de ducha

Existen tres requisitos que debes tener en cuenta antes de comenzar y que están muy relacionados con la accesibilidad y la seguridad que ofrecerá tu futuro plato de ducha.

Debes tener claro qué inclinación es la adecuada, si prefieres que el plato se encuentre a ras del suelo o elevado y si necesitas una superficie antideslizante

Tipos de platos de ducha

Cerámicos. Son económicos y resistentes y ofrecen un mantenimiento sencillo.

Acrílicos. Se caracterizan por ser antideslizantes y ofrecer gran resistencia a los golpes. 

De resina. Presentan infinidad de acabados y se limpian fácilmente.

De materiales pétreos. Son muy resistentes y pueden hacerse a medida. 

Pasos para poner un plato de ducha sin obras

– Proteger la superficie y elementos diversos para evitar daños. 

– Retirar la grifería y los azulejos que formen junta con la bañera para deshacernos de ella.

– Una vez limpia la superficie resultante, se instala el plato de ducha prefabricado usando algún adhesivo y asegurándonos de integrar la banda perimetral y la válvula de desagüe.

– Habrá que cubrir la superficie que haya quedado sin alicatar mediante paneles de revestimiento o con una mampara. 

– El último paso es el montaje de la grifería.

Contacta con nuestros profesionales si quieres instalar un plato de ducha en Madrid sin realizar obras.