¿Por qué elegir este verano para hacer reformas?

¿Las ventajas de las reformas en verano?

Si estas pensando en remodelar tu hogar, hacer reformas en verano tendrá muchas ventajas, son tantas que seguramente vas a querer aprovecharlas todas.

Verano para hacer reformas

Más horas de luz para la reforma

Cuando llega el verano los días son más largos, por lo que ofrecen diferentes ventajas, para realizar diferentes trabajos.

Imagina que en tu hogar necesitas realizar reformas eléctricas, ¡el verano será perfecto para realizarlas!, ya que vas a poder aprovechar muchas horas de luz solar trabajando sin tener que utilizar generadores o cualquier otro instrumento.

Además, durante la jornada de trabajo normal, los obreros estarán más tiempo concentrados pues la luz y el clima les favorecerán y además al irse aún te quedará tiempo para aprovechar y realizar diferentes actividades.

La humedad es menor durante el verano

Durante el verano no hay lluvia, así que todas las obras de limpieza de canalones y desagües se realizarán en forma más rápida, así que es el momento ideal para hacer todos los trabajos de fontanería.

También los trabajos de pintura de diferentes superficies ¡se pueden realizar rápidamente! El sol no solamente ayudará a que la pintura se seque rápidamente, sino que también le dará un brillo mayor.

Si quieres aplicar pintura nueva a las paredes ¡el tiempo de hacerlo es el verano!, ya no tendrás que esperar horas para que se sequen, y podrás hacer decoraciones como cenefas, mariposas y flores en diferentes tonos y mucho más en corto tiempo.

Imagínate cambiar toda una habitación y terminar la decoración en un día, definitivamente el verano es la mejor estación para pintar.

La disponibilidad de las empresas de reformas es mayor en verano

Las empresas que realizan reparaciones generalmente tienen menos solicitudes en verano debido a que la mayoría de personas salen a disfrutar de sus vacaciones.

En este caso el inconveniente real es que los proveedores de materiales en general no trabajan durante esta temporada, por lo tanto, si vas a contratar este tipo de servicios pacta con antelación la entrega de los materiales que necesitas, de esta forma, podrás aprovechar tus reformas en esta fantástica temporada de verano.

 

Aprovechamiento de la segunda vivienda para hacer la reforma disfrutando de tus vacaciones

Para realizar reformas completas por ejemplo de elementos como cocina y baños que son de uso indispensable es genial el aprovechamiento de una segunda vivienda, pues puedes realizar todo con la tranquilidad de no estar viviendo en ese lugar.

Esta situación te da la posibilidad de supervisar la obra, pero sin tener que vivir las incomodidades que esto representa

Los ruidos y molestias pueden ser menos problemáticos durante el verano

Ya que en verano existen muchas actividades que se pueden realizar fuera de la casa, como ir a la piscina, disfrutar un magnífico día de descanso en la playa, ir a los ríos y pasarla de maravilla para luego volver a casa al final de la jornada cuando los trabajos de los obreros pasen.

De esta forma, si tienes niños pequeños, adolescentes o simplemente no quieres soportar todo el día los ruidos y molestias que se pueden generar por la reforma de tu hogar realiza los cambios durante el verano, y mientras lo hacen, diviértete de lo lindo.

Es un buen momento para las reformas de calefacción

En el verano realizar todos los cambios y reformas necesarias para que tu casa esté lista en el menor tiempo posible y pueda afrontar el invierno es mucho más sencillo, ya que el sistema de calefacción no será necesario, se puede cambiar completamente sin ningún problema.

Más horas para que el propietario esté presente

Cuando tú mismo quieres supervisar los cambios que se harán en tu hogar, el verano te permitirá tener mucho más tiempo para hacerlo, ya que en general es la temporada de vacaciones, así puedes dejar a un lado tu trabajo para dedicarte directamente a observar como tu hogar se irá convirtiendo en una verdadera obra de arte.

Las horas de luz de más que da el verano permitirán que veas cada uno de los detalles de las reformas, incluso, los más mínimos e importantes como los acabados.

Además, por ejemplo, en el caso de la fontanería o de obras que tengan que ver con reformas de espacios en lugares que normalmente no tendrían un gran acceso a la luz, como armarios, sótanos, alacenas, jardines interiores, baños y mucho más.

Cuando un propietario está presente no solo puede observar como se va llevando a cabo la obra sino que permite el que se tomen decisiones rápidas sobre situaciones que se presentan en el camino, como por ejemplo humedades al desprender una parte de piso, complicaciones al descartar parte de un muro, correcciones en la reforma porque detrás de una pared surge una columna base que no aparecía en los planos y cualquier otro tipo de situación que pudiese llegar a presentarse.

Limpieza y ventilación con más facilidad

Debido a que el viento durante el verano es mucho más caliente y circula de forma rápida permitiendo calentar todo tu hogar de seguro abrir las ventanas será una gran idea, por lo tanto, el aire circulante llegará para ayudar a que la ventilación requerida para algunos trabajos, por ejemplo, la pintura de paredes, muros, escaleras de madera, lacado de pisos, aplicación de sellantes etc., sea mucho más rápida y eficiente.

Definitivamente el verano es la mejor estación para realizar las reformas de tu hogar así que diseña tus planes de cambio y ¡empieza tu renovación!