Temperatura en casa

¿Por qué mantener una temperatura uniforme en tu hogar?

Es natural que queramos conservar una temperatura ideal en nuestro hogar para hacerlo tibio y acogedor, sin embargo, las temperaturas demasiado altas producidas artificialmente pueden llegar a producir más daño que beneficio.

 Además, el hecho de que las estancias tengan diferentes temperaturas puede llegar a afectar seriamente la salud de los miembros del hogar, incluida tu mascota. ¿Por qué? Bueno, te lo explicaremos a continuación:

¿Cómo te afecta el cambio de temperatura en tu hogar?

El sistema inmunitario se encuentra influenciado por muchos factores entre ellos el clima básicamente los cambios de temperatura alteran el funcionamiento normal del sistema inmunológico haciendo que ciertas zonas como la garganta y las vías respiratorias sufran más.

 Si se está en un ambiente cálido suele producirse cierta sequedad en todos los elementos de las vías respiratorias, que tienden a   adaptarse a este ambiente, entonces, para pasar a un espacio más frío y húmedo requiere aproximadamente quince minutos.

Pasar de una habitación cálida a una fría hace que los pulmones y vías respiratorias que estaban dilatados se contraigan con rapidez, lo que produce una sensación de resfriado y falta de libertad en la respiración.  si se realiza esta práctica constantemente, puede llegar a producir rinitis, sinusitis y otras afecciones que perjudican tu salud.

¿Los cambios de temperatura afectan a las mascotas?

 Aunque los animales tienen un sistema inmunológico mucho más fuerte que los seres humanos los constantes cambios de temperatura si pueden llegar a afectarlos, notarás qué esto pasa cuando estornudan repetitivamente o presentan una humedad fuera de lo normal en su nariz, lo que también puede llegar a afectarlos seriamente.

¿Cuál sería la temperatura ideal?

Una temperatura adecuada para evitar dificultades en la salud en los seres humanos particularmente es entre 18 y 20 grados centígrados si se está en reposo y entre 15 y 18 grados si se está en actividad.

 Ir más allá de estas temperaturas puede parecer confortable pero realmente estaría perjudicando tu salud sobre todo si estás en casa, pero debes salir por ejemplo hacer compras y vuelves a entrar a un lugar demasiado caliente.

Además, debes tener en cuenta que entre más personas estén en una sola habitación mayor será la cantidad de calor que generan, por lo tanto si en tu casa viven varias personas no será necesario tener una calefacción a temperaturas demasiado altas.

En lo posible un ambiente agradable debe tener una humedad relativa entre el 50 y el 60% ya que un ambiente demasiado húmedo favorece el desarrollo de gérmenes bacterias y hongos e incluso de algunos virus, por lo que seguramente querrás mantener en tu casa la humedad controlada.

 Las plantas pueden ser una forma de ayudar a equilibrar la humedad en los entornos demasiado húmedo, ya que ellas ayudan a regular la cantidad de aire, absorben el CO2 y liberan oxígeno, de esta forma tendrás además la ventaja de tener un aire más puro en casa.

Temperatura de Radiador

¿Cómo mantener en tu hogar u oficina una temperatura uniforme?

Una de las preguntas que siempre nos plantean es ¿Cómo mantener una temperatura uniforme en el hogar sin gastar una fortuna? Pues bien, depende de si lo que deseas es calentar o enfriar tu casa. Empecemos por el calor.

Mantén el calor en casa

Sácales provecho a todas las fuentes de calor. Por ejemplo, si acabas de preparar comida en el horno, déjalo abierto mientras se enfría.  Igualmente, mientras tomas una ducha, puedes dejar la puerta del baño abierta, así el vapor te ayudará tanto a humedecer el aire como a calentarlo.

Utilizar cortinas gruesas también te ayuda a evitar la pérdida de calor a través de la ventana entre más tienes tengan encapsular al mejor el frío proveniente de ellas.  Y trata por supuesto de poner un horario para el tiempo que implica salir de casa puedes abrir y cerrar la puerta con frecuencia ayudará a que tu casa no conserve la temperatura ideal por lo tanto es un procedimiento que debes evitar al máximo.

Mantén cerradas las puertas de las habitaciones que no utilices de esta forma evitarás que el aire frío circule por tu hogar, de esta forma conservarán el calor en las habitaciones y estancias de tu hogar, ahorrando un tanto de temperatura en la calefacción y por lo tanto gastando menos energía, lo que a la larga se verá reflejado en los costos de la misma.

Cubre todos los hoyos del suelo y techo, no es difícil si contratas personal especializado, ya que ellos pueden hacerlo rápidamente, y encontrarán los materiales adecuados de acuerdo a tu hogar y presupuesto.

También puedes cubrir el piso con alfombras, al menos en la temporada invernal, ya que guardan el calor dándote un ambiente muy confortable.

¿Quieres frío? ¡oye estos consejos:

En verano, por el contrario, deberás tener en cuenta otras alternativas. Usa cortinas de tela delgada, de esta forma todo estará más fresco.  Obviamente querrás tener las ventanas abiertas todo el tiempo y el aire circulando, así que, si tienes niños pequeños o mascotas, por precaución utiliza tela de mosquitero, esta deja circular el aire, pero no entrarán insectos y, además, tus mascotas y pequeños se detendrán al percibir que la ventana está obstruida.

Pon unas persianas para las horas de más calor, así no dejarás que el sol entre a casa, pues definitivamente calentará el piso y los objetos alrededor.

Evita dejar prendidos los elementos tecnológicos que no requieras, ya que los televisores y ordenadores aumentan la temperatura del lugar.

Ten calefactores y aire acondicionado de calidad

Por supuesto que los calefactores y el aire acondicionado son un punto indispensable para mantener una temperatura uniforme en tu hogar, ya los hay de muy buena calidad y puedes instalar uno solo que distribuya tanto el frio como el calor en todas las estancias y habitaciones de la vivienda.

No requiere demasiados pasos en la instalación y existen en el mercado unos de excelente precio de los que seguramente vas a disfrutar por muchos años.

Como ves, mantener la temperatura uniforme en tu hogar no solo es cuestión de comodidad, también lo es de salud, así que, utiliza equipos adecuados instalados por profesionales ¡Y disfruta tu tiempo en casa!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *