edccadfdacddacdeecdcceb

¿Qué suelos se pueden instalar sin quitar el anterior?

El suelo es uno de los elementos más importantes de una vivienda, pues aporta funcionalidad e incide de manera importante en su diseño. El pavimento está expuesto a un desgaste continuo, lo que hace que nos veamos obligados a reemplazarlo cada cierto tiempo, tarea que en ocasiones no podemos afrontar económicamente por la obra que conlleva. Pues bien, desde que tenemos la posibilidad de cambiar el suelo sin obra, esto ha dejado de ser un problema.

¿Qué posibilidades existen para reformar el suelo sin obras?

Vamos a mostrarte algunas de las opciones que tienes para reformar el suelo sin necesidad de realizar ningún tipo de obra.

Suelo vinílico

Puede instalarse sobre cualquier superficie y presenta muy buenas prestaciones, como la resistencia a la abrasión o un alto aislamiento acústico. Una de sus principales ventajas es la gran variedad de opciones estéticas que ofrece, imitando a cualquier superficie, lo que permite crear una gran cantidad de ambientes diferentes.

Suelo de linóleo

Este tipo es uno de los más demandados en las reformas de suelos. Poseen características estructurales que lo hacen idóneo para viviendas sostenible, Presentan una gran durabilidad y aceptan pigmentos de todos los colores.

Suelo cerámico en seco

Se compone de una base de plástico sobre la que se disponen baldosas, por lo que no es necesario ningún tipo de adhesivo. Ofrecen una instalación rápida y su mantenimiento es sencillo.

Suelos laminados

Son prácticos, resistentes y están formados por láminas que pueden colocarse sobre cualquier superficie. Aportan una gran calidez al hogar y son económicos.

Suelo de PVC

Es uno de los más económicos y se caracteriza por ser antideslizante e impermeable, por lo que es un tipo muy adecuado para zonas húmedas como la cocina o el baño. Eso sí, no ofrecen demasiada durabilidad.

Desde Reformar Renovación queremos que confíes en nosotros para recibir asesoramiento y cambiar tu suelo sin obra ¡Contacta!

imagen