shower tile bathroom interior

Beneficios de cambiar tu bañera por una ducha

Cambiar una bañera por ducha es un dilema habitual durante las reformas. Una difícil decisión que depende del gusto de cada persona. Para que tomarla te sea más fácil, aquí tienes algunos consejos sobre por qué decantarte por las duchas.

Motivos para cambiar la bañera por ducha

La seguridad es el motivo clave. El acceso a las duchas es mucho más fácil y seguro tanto para niños como ancianos. Los picos y la profundidad de las bañeras son peligrosos para los niños. Además, en modelos antiguos, los resbalones son comunes. 

Al reformar el baño también tienes que pensar en la optimización del espacio. Las duchas ocupan mucho menos que las bañeras y puedes utilizar ese hueco para almacenamiento extra.

La funcionalidad es otro factor destacable. Aunque los largos baños relajantes gustan a casi todos, en nuestro día a día solemos darnos una ducha. Por ello es probable que saques más partido de tu ducha que de una bañera.

Las duchas son mucho más fáciles de limpiar. Después de todo el esfuerzo de reformar el baño, seguro que agradeces que este proceso se haga más sencillo.

Por otra parte, las bañeras suponen un gasto superior de agua. Con una ducha rápida, ahorrarás tiempo y agua. Además, la instalación que necesitan las duchas suele ser más económica.

Finalmente, tienes que saber que el diseño de las duchas ha cambiado mucho durante los últimos años. Muchas personas se decantaban por las bañeras por su estética o porque aportaban algunos extras. Sin embargo, ahora las duchas incorporan sistemas de masaje o innovaciones como la colorterapia.

Ahora que ya sabes que las duchas pueden aportarte la misma relajación que las bañeras, pero con una mayor funcionalidad, quizás tu decisión sea más fácil. Si quieres cambiar tu bañera por ducha u otro tipo de reforma en Madrid, contacta con nosotros. Te ayudaremos en todo lo necesario con la mayor calidad posible.